1/03/2013

Nunca quise perderte.


Lo siento... siento si alguna vez te hice daño. Lo siento de verdad. Me importas mucho, demasiado, no podrías ni imaginártelo. No soy la mejor persona del mundo, todo lo contrario, pero desde que te conocí tú siempre has estado ahí para ayudarme y eso es algo que nunca podré agradecerte lo suficiente. Soy imbécil, siempre meto la pata y hago todo mal, pero siempre intento dar lo mejor de mí, al menos contigo. Me estoy comportando como una niña pequeña, pero soy así de estúpida. Le doy muchas vueltas a las cosas, como ahora, pero tengo miedo. Siempre lo estropeo todo, y no quiero hacerlo. Puede que pienses que soy la chica más estúpida del planeta pero necesito decirte todo esto. Y es que me importas mucho, te quiero. Y lo único que hago es meter la pata en todo. Lo siento, de verdad, sé que muchas veces molesto y soy una pesada, pero no quiero perderte, y a veces siento que lo estoy haciendo. Eres la mejor persona que he conocido nunca, eres el mejor. Todas las cosas que te dije iban en serio, siempre.
Te deseo lo mejor del mundo, porque te lo mereces. Tú más que nadie se lo merece, porque eres la persona más bella que he conocido nunca.
Gracias por todo. Gracias por estar siempre ahí cuando lo he necesitado, y siento haber sido tan estúpida en tantas ocasiones. 
Te quiero, y de verdad, nunca quise perderte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario